lunes, 26 de mayo de 2014

Karasu Tengu Kabuto


Esta serie, conocida en España como Ninja Kabuto, fue emitida en Telecinco durante los lejanos años noventa. No duró mucho en antena, pero creo —no estoy seguro— que llegó a emitirse en su totalidad. Yo fui uno de los afortunados que pudo verla, al menos una parte de ella, y jamás la olvidé del todo; recordaba a un hombre rojo de luenga nariz, a una misteriosa espada que hablaba y a un ninja con la capacidad de volar. También tenía alguna reminiscencia sobre un castillo flotante lleno de demonios, imagen que fue exaltada por mi imaginación.

No disponía de internet en aquella época, así que Kabuto se esfumó durante casi dos décadas, perdí su rastro y no supe más de él... hasta hace unos meses, cuando me interesé por averiguar cómo eran exactamente aquellos dibujos de ninjas.

Fue una búsqueda complicada porque ya no sabía el nombre de la poco conocida serie; sólo intuí que esa nariz roja debía pertenecer a una criatura mitológica japonesa, seguramente un oni. Después de indagar por la red, encontré lo que quería: un demonio llamado Tengu. Eso me llevó hasta el Karasu Tengu, y lo demás vino por sí solo; pasados cinco minutos, volvía a ver una de las series de animación que más me fascinaron en la infancia. Me habría encantado descargar los episodios, pero no hallé dónde hacerlo; por suerte, alguien está subiéndolos a youtube. Ahora mismo pueden verse los diez primeros. 

Aunque no ha llegado a decepcionarme, he de admitir que es muy distinta a lo que recordaba. Cosas del tiempo y los cambios que produce en nosotros. Lo bueno es que sigue siendo igual de entretenida: los onis pegan fuerte, el dragón-esvástica impresiona y al castillo flotante aún no se le acabaron las pilas.


Antes de que alguien lo pregunte: no, no se trata de un malévolo dragón nazi; la esvástica es un símbolo muy antiguo, milenario. En los libros de Kipling, verbigracia, aparecía una sauvástica, que es muy similar —sus brazos están en sentido inverso—. Debido al inminente movimiento nazi, Kipling ordenó que la retirasen porque alguien podría pensar mal.

Entre esos libros hay cubiertas que muestran esvásticas, lo
cual tampoco es grave porque se trata de un elemento hindú.
Kipling nació en la India, y varias historias suyas, entre ellas
las del famoso Libro de la selva, transcurren allí

Como he leído a un montón de gente preguntando por la serie, dejo este artículo en el blog. Quizá le sirva a alguien para hallar al venerable guerrero tengu y sus cuatro fuerzas del bien, guardianes que lo ayudan a frenar la inmensa ola de maldad. ¿Conseguirán vencer a los secuaces demoníacos de Doki?

Lo que no lograron derrotar, desde luego, fue la moralina de los censores: en México, dicen algunas páginas, no permitieron que se viese ni una semana. Aquí duró más, pero dudo que haya habido una reposición. ¿A qué viene tanto miedo? ¿Es por la trama violenta? ¿Porque salen mujeres semidesnudas? Si es lo último, ¿qué daño puede hacer eso en un crío? «Oh, una chica semidesnuda; ahora debo tirarme por la ventana».

Sería gracioso, realmente gracioso, que la censurasen por el pobre dragón...

7 comentarios:

  1. No sé si la llegué a ver o no; por la época supongo que sí, pero no la recuerdo :S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debías de ser muy pequeño. Menuda influencia si la viste: ninjas sobre una máquina-dragón-esvástica xD.

      Eliminar
  2. Yo también tuve la suerte de verla cuando fue emitida en tele 5. La tenía olvidada después de tantos años, pero un día se me vino a la cabeza, solo recordaba un dragón esvastica y el nombre, que no recordaba si era kabuto o kaputo. Por suerte, después de mucho tiempo he conseguido dar con ella en youtube.

    ResponderEliminar
  3. La recuerdo y me encantaba. Recordaba al gigante rojo narigudo (al que yo llamaba Tengu), a Kabuto y a sus compañeros (el crío de las peonzas, el tío fuerte y la chica que lanzaba agujas). Y sobre todo recordaba el Ryumanyisen (la nave espacial mitad dragon mitad esvástica). En aquella época (Tele 5 a eso de las 18:00 horas) era una serie violenta, con brujas, demonios y con algo de erotismo (la chica de las agujas salía desnuda en algún episodio y el malo casi la violaba) ... claro que veníamos de Campeones, GiJoe y Caballeros del Zodíaco (que también era algo violentilla)

    ResponderEliminar
  4. Yo también la vi en telecinco, y buscando en internet la esvástica esa encontré el nombre tras una búsqueda con más pena que gloria...

    Fui a ver si estaba en el sitio donde suelo ver los animes pero no estaba por ahí y en youtube no está todo.

    También me pareció raro cuando ví algunos, creo que la imaginación de cuando eres niños te hace tener un recuerdo brutal y luego la vuelves a ver y bueno, no está mal pero no es tan molón. Si la suben entera volveré a verla.

    Vimara.

    ResponderEliminar
  5. Yo la tengo completa comprada en Japón y bueno, el problema que tiene es que los subtítulos sólo están en inglés y japonés. La vi de pequeño casi completa y mi capitulo favorito era el del Kokuyo Maru.

    ResponderEliminar
  6. Esta serie es la que puso Telecinco cuando se acabaron Los Caballeros del Zodiaco, probablemente en marzo del 92. Como gran fan de esa serie y que buscaba una sustitución parecida, la verdad es que Kabuto me decepcionó y creo que solo vi tres o cuatro capítulos. Aparte, recuerdo que me resultó una serie un poco oscura y siempre me dieron muy mal rollo los demonios japoneses y chinos.

    ResponderEliminar