martes, 18 de septiembre de 2012

Deus Ex

Resumir en pocas palabras la grandiosidad
de este juego, es imposible
Aún recuerdo el artículo de la revista que me dio a conocer este juego. Lo leí hace una década —más o menos—, y en él se decía que Deus Ex era detallista, muy detallista; pero, a pesar de ello, no perdonaron sus gráficos mediocres. Eso se vio reflejado en la puntuación final..., unos pobres setenta puntos sobre cien. Aunque era una novedad de la PlayStation 2, no ocupaba una de las primeras páginas; estaba hacia el final, donde se hablaba de juegos que no solían interesarle a la mayoría. Yo no tenía internet en aquella época, ni siquiera sabía que se trataba de un juego que se estrenó primero en PC; así que el artículo fue mi única fuente de información. Por suerte no le hice caso, y cuando vi un ejemplar en la tienda no pude resistir la tentación de adquirirlo. Fue una decisión acertada: hoy es fácil ver a Deus Ex entre las listas de los mejores juegos de la historia.

Si, por ejemplo, entramos en un aseo, el
espejo mostrará nuestra imagen, los grifos
podrán expulsar agua, el retrete hará su
ruido característico... 

En un par de ocasiones me preguntaron por qué se le da tanta importancia a un título antediluviano como éste. Soy consciente de que su apariencia es pobre, pero basta darle una oportunidad para darse cuenta de que va más allá de lo que suele ofrecer el mercado.

Deus Ex está vestido con estética cyberpunk, y la trama transcurre en un futuro distópico donde la enfermedad y las drogas erosionan a la población. El jugador es uno de los agentes del grupo antiterrorista «UNATCO» —coalición antiterrorista de las naciones unidas—. Para poder luchar eficazmente contra los insurrectos, la corporación ha aumentado las habilidades del agente con nanotecnología; por lo tanto, tendremos la posibilidad de ir consiguiendo diferentes  habilidades sobrehumanas. La primera que la agencia nos enseña a usar es de las más útiles: visión aumentada para los lugares oscuros, es decir, nuestros ojos se convierten en dos linternas.

Éstas son las habilidades sobrehumanas,
las cuales se usan con los botones «F»
Dichas habilidades se mejoran a gusto del jugador a medida que se encuentran los objetos necesarios; además de ellas también hay aptitudes que mejoran con experiencia: medicina, electrónica, natación, informática, armas... Cada una tiene cuatro niveles: inexperto, capacitado, avanzado y experto. Es necesario subirlas de nivel con cuidado, porque no habrá suficientes puntos. Si andamos escasos de dinero, un nivel en informática para hackear cajeros automáticos no viene mal; pero quizá nos hubiese venido mejor un poco de electrónica para desconectar sistemas de seguridad. Todo depende de cómo sea tu estilo de juego. A mí me gusta buscar posiciones elevadas y disparar con un rifle de francotirador, por eso siempre gasto puntos en aumentar la aptitud correspondiente. Como habréis deducido, las misiones pueden lograrse de distintas maneras: esquivando a los enemigos y eliminando sólo a los imprescindibles; acuchillando por detrás a todo ser vivo...

Los robots de seguridad son el enemigo más temible,
a menos, claro, que se tenga un lanzamisiles a mano
El número de diálogos es enorme, y están traducidos al castellano con corrección —veréis alguna que otra falta; nada serio—. Incluso cuando estéis solos habrá que leer texto, porque un implante en la cabeza os permitirá recibir mensajes de UNATCO mientras pensáis si es necesario volarle la cabeza al terrorista de turno.

Durante las misiones es fácil toparse con humanos entecos afectados por «la muerte gris», o el hambre; no conviene subestimarlos, porque nunca se sabe quién puede poseer información relevante. Suele ocurrir, al entablar conversaciones con ellos, que se nos ofrezcan diferentes frases para escoger una respuesta, como en una aventura gráfica. Por supuesto, se trata de algo opcional, ya que hay libertad para obrar como uno quiera.

El inventario no es muy grande, y es fácil
acumular objetos inservibles
Como la munición escasea, es necesario ahorrar cada disparo, principalmente los del armamento pesado. Por si fuese poco, esos malditos terroristas aguantan lo suyo: un disparo de escopeta a bocajarro no es suficiente. Tal vez la debilidad de las armas sea el único aspecto conflictivo del juego. Menos mal que un disparo preciso en la cabeza significa la muerte en la mayoría de los casos. Yo uso la miniballesta de dardos tranquilizantes en las distancias cortas, la parte negativa es que los enemigos tardan varios segundos en quedarse inconscientes; la positiva, que sólo ocupa una casilla en el inventario. Hay que tener en cuenta el espacio que ocupa cada arma, porque ciertas municiones son más difíciles de hallar que otras.

La música cumple con su función de ambientar, y el tema principal es de esos que se recuerdan durante bastante tiempo.

Aquel artículo del que hablaba al principio le dio unos setenta puntos... yo le habría dado más de noventa y cinco. Deus Ex todavía es un juego perfectamente jugable y rejugable. Si nunca lo habéis probado, no sé a qué estáis esperando.

8 comentarios:

  1. Pues sí, todo un juegazo. No sé cómo sería el aspecto y jugabilidad en el port a PlayStation2, claro, pero con que se mantuviese el cuerpo seguro que sobraba para que el juego mereciese más de un simple setenta sobre cien :S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy jugándolo ahora en PC y te puedo decir que son idénticos. Quizá se me pase algo por alto, eso sí, porque ya hace mucho que no tengo el de la Play2.

      A ver si soy capaz de terminarlo, que tengo curiosidad por conocer los cuatro finales distintos :P

      Eliminar
  2. Conozco el juego, ya que es uno de los que están en las listas de los mejores de la historia. La verdad es que es de los que tenía en la interminable lista de pendientes desde hace tiempo.

    La verdad es que tengo una Play 2 por algún sitio. Voy a intentar localizar el juego y ya te cuento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También puedes descargar la versión de PC. Como el juego es viejo, es fácil de encontrar por la red. No te preocupes por los requisitos porque creo que pedía un Pentium II.

      Si lo que quieres es tener las dos versiones para comparar... conseguir una de la Play2 no sé si será sencillo.

      Eliminar
  3. No jugue a ese juego en play 2 pues no disponía de la misma. Lo buscaré en PC ya que DEUS EX: human revolution (PS3) me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces seguro que éste también te encantará. ;)

      Eliminar
  4. Un pedazo de videojuego, está sin duda entre entre mis favoritos. El segundo ya no es tan bueno y parece un poco deja vu, pero el tercero dicen que es bastante bueno. A ver si le echo el guante un día de estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que esté entre tus favoritos, es tan bueno que se lo merece. Lo malo es que cuesta dejarlo xD. La trama me tiene enganchado.

      Eliminar